BodyTom®

 
Toco el clarinete desde que tengo 10 años y, si alguien me pregunta, sueño con algún día poder participar en una orquesta.

Cuando terminé la secundaria me hicieron un test vocacional y había dos opciones: ingeniero o músico. Elegí ingeniería biomédica.
Pienso que con el clarinete me hubiese ido bien, pero siempre me gustó la biología y la simple idea de relacionarme con robots quirúrgicos y tomógrafos móviles me entusiasmó bastante.

Después de todo, ”ésta es la carrera del futuro”, al menos eso dicen. Pienso que las empresas vinculadas a la medicina jamás van a pasar de moda, mucho menos si vienen de la mano de la tecnología, dispuestas a cambiarlo todo.

Es por eso que ser ingeniero biomédico me gusta mucho. Me encanta representar un poco de esperanza para esta sociedad. Me entusiasma la idea de ayudar a la comunidad a evolucionar, avanzar; descubrir que no todo está perdido, mucho menos inventado.

Porque al final del día me gusta haber recorrido hospitales tratando de demostrarle a los médicos que vale la pena adquirir el BodyTom®. Un tomógrafo móvil y autoblindado -por lo que no requiere de un bunker- que puede realizar tomografías en cualquier parte de una institución, siendo trasladado fácilmente. Equipo esencial para aquellos pacientes que se encuentran en terapia intensiva, con un alto grado de inestabilidad, y que no pueden ser trasladados para someterse a distintos estudios, aún cuando éstos son fundamentales para un mejor diagnóstico y seguimiento.
Cuando lo cuento todos se quedan mirándome fascinados.

-¿Estás seguro que lo puedo usar en cualquier lado?

Sonrío. Sé que ningún cambio fue fácil, pienso en Nicolás Copérnico, Johannes Kepler, Thomas Samuel Kuhn.

Quizá les parezca increíble que estemos cambiando el paradigma de la tomografía: ahora es el equipo el que va al paciente y no a la inversa.
Les confieso que a mí también me parece asombroso, pero ser parte de este cambio me enorgullece y me incita a seguir luchando.
Quizá ésta sea la razón por la que decidí relegar el clarinete, aunque suene un poco pretencioso: para cambiar al mundo.
Rodrigo Taborda COLOR

Ing.Rodrigo Taborda



Director Comercial y Soporte Técnico

Rodrigo Taborda cursó sus estudios de Ingeniería en la Universidad de la República y tiene 14 años de experiencia en el área de la Ingeniería Clínica. Obtuvo una Tecnicatura en Gerencia en Ventas y tiene estudios en Marketing.

Cuenta con más de una docena de capacitaciones en Estados Unidos y Europa referidos a innovación tecnológica aplicada al área de la medicina. Su vida profesional ha estado ligada desde siempre a la salud.

Desde 2012 se encuentra trabajando en DeLeC Científica Uruguaya y se desempeña como Director Comercial & Soporte Técnico.